Guinness

Las abuelas que se lanzan en paracaídas…¿Un acto de rebeldía?

 

aida-paracaidista
Aída Gemage Mendes 106 años
Noticiascuriosas.com/Madrid.-Hoy, la noticia de actualidad en Argentina es que Elda, originaria de la localidad cordobesa de Ucacha, cumplió ayer su sueño lanzándose en paracaídas desde un avión a 3000 metros de altura.
“Me sentí dueña del universo” declaraba emocionada al Diario Puntal de Rio Cuarto.
Elda tiene 72 años y es bisabuela. No sólo sus hijos, sino también vecinos y conocidos , han sido testigos de la loca proeza de la mujer, a quien le gustan los deportes de riesgo.
Y de hecho ha sido noticia en prensa y televisión. Pero en realidad, ¿Cuál es la noticia?
La novedad es que una tierna abuelita que debería estar limpiando los marcos de las fotos de sus nietos, decide un día practicar deportes de riesgo y lo curioso es, que sigue siendo una noticia curiosa como que tener hijos, criarlos, ganarte la vida y sobrevivir a los años no sea una actividad arriesgada y por cierto nada valorada.
¿Por qué las abuelas han decidido tirarse en paracaídas?
El Record Guinness de la abuela con más edad en practicar el paracaidismo es el de la brasileña Aida Gemaque Mendes con 103 años de edad. El primer salto lo realizó con 100 años y ella misma portó la antorcha olímpica el pasado mes de junio a los 106 años recorriendo los 200 metros finales de la etapa 45 en los juegos Olímpicos y Paralímpicos. En Noviembre cumplirá 107 años y sigue bebiendo cerveza.

La abuela sudafricana, Georgina Harwood, festejó sus 100 años de edad con un salto con paracaídas pero, ávida de emociones, aseguró querer, también, bucear entre tiburones.

La  abuela del vídeo quería celebrar sus 80 años tirándose en paracaídas pero en el último momento se arrepintió y comenzó a soltarse el arnés. El instructor no se dio cuenta  y se lanzó al vacío, arrastrando con él a la mujer que no iba bien sujeta. La celebración podría haber terminado en tragedia.
Pero he aquí que muchas abuelas, al día de hoy, han decidido romper el molde  de ancianita delicada y visto lo visto casi podríamos afirmar que se ha convertido en una regla más que en una excepción..
Nada tiene que ver con el cambio climático y la desaparición de las abejas, más bien, podría ser que muchas abuelas, después de sacar adelante a su familia y sobrevivir a las políticas sociales dirigidas a la tercera edad, sólo les quedaría lo más fácil: tirarse en paracaídas o nadar entre tiburones.
 

Etiquetas
Ver más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker